gtag('config', 'GA_TRACKING_ID'); STEVIA YARACUY: Stevia: características, variedades y cultivos de la planta

Entradas populares

lunes, 28 de marzo de 2016

Stevia: características, variedades y cultivos de la planta

Stevia: características, variedades y cultivos de la planta

Categoría: Documentacion de la planta Comentarios: 2
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (30 votes, average: 3,47 out of 5)
Loading...
La Stevia es una gran desconocida en nuestro país y sin embargo a día de hoy es uno de los productos de consumo con mayor proyección de crecimiento en el planeta. Pero ¿qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo llevar a cabo su cultivo?

¿Qué es la stevia?

stevia
El nombre culto es Stevia Rebaudiana Bertoni, nombre que recibió en honor a Rebaudí y Bertoni, los dos primeros científicos que la estudiaron y clasificaron. Se trata de un arbusto herbáceo de unos 80 cm de alto que se incluye en la familia de los crisantemos (Crysanthemum).

 Características

Esta planta se caracteriza por su porte arbustivo y se caracteriza por formar matas de 40 a 80 cm de altura (alguna especie como la Stevia Eirete pueden alcanzar 120cm). Cuando alcanza los 3 o 4 años de edad puede contar con unos 20 tallos.
En cuanto a sus raíces, se caracterizan por ser fibrosas y contar con una abundante cepa que no profundiza en el terreno, sino que se desarrolla bastante cerca de la superficie. Pero lo que más nos interesa de la planta stevia son sus hojas. Éstas se caracterizan por ser ovaladas, opuestas y con los llamados márgenes dentados. De toda la stevia son el elemento que acumula  el mayor contenido de glucósidos, y por tanto, son el centro de atención del estudio científico.  El nivel de los mencionados glucósidos en la planta stevia es muy variable, oscilando entre el 2% y el 18% según la variedad a la que nos estemos refiriendo.
Las flores que da esta planta  son blancas, pequeñas y no muy llamativas. Su floración puede alargarse más de un mes.
Los frutos de la planta stevia son aquenios. Se caracterizan por ser, en gran parte, estériles y muy ligeros, aspecto que facilita que sean diseminados por el viento. Las semillas derivadas presentan una germinación bastante reducida y con resultados muy aleatorios.

Origen

La stevia es originaria del sur de Paraguay, donde crecen de forma espontánea muchas setas comestibles con un alto valor medicinal y nutricional además de la planta stevia que nos ocupa. Los nativos indios guaraníes la llamaban Ka´a He´e y la consumían muchos siglos antes de la llegada de los españoles al territorio para endulzar el mate, un tipo de té sudamericano. Dado que su uso se pierde en el tiempo, podemos considerar la stevia como el edulcorante natural más antiguo del mundo.

Usos

stevia
Es una planta de hoja perenne y con propiedades edulcorantes que se caracteriza, además, por ser baja en calorías. La stevia, aunque no tiene un sabor fuerte, aporta una sensación más duradera que la del azúcar al estar compuesta por glucosa y rebaudiosidos, componentes que le dan ese dulzor de manera natural. Es importante apuntar que los expertos recomiendan tomar la stevia en dosis reducidas, dado que el producto que se extrae de la planta  dulcifica hasta 300 veces más que el azúcar. Una taza de ésta última viene siendo lo mismo que una o dos cucharaditas de polvo de Stevia.
Además de ser un buen edulcorante natural, esta planta cuenta con multitud de propiedades medicinales, como controlar la presión arterial, regular la diabetes o mejorar la circulación, entre otros muchos efectos beneficiosos en los que ya profundizaremos en artículos sucesivos sobre las propiedades de la stevia.

Tipos

Cada hoja de la planta es diferente y tienen distintos sabores según la variedad: hay especies bajas en dulzura y características aromáticas, otras con un sabor más fuerte y edulcorado…La región donde se cultive desempeña un papel clave en el sabor de la planta: el clima, el terreno y los procesos empleados afectan al sabor de las hojas y, en consecuencia, de sus derivados. Hay que destacar cuatro especies de stevia rebaudiana bertoni, las más importantes desde un punto de vista comercial.

Stevia Criolla o nativa:

Es la planta original, la que crece de forma natural en Sudamérica y la más cultivada por los agricultores paraguayos. El cultivo puede realizarse a través de sus semillas y se adapta bastante bien a diferentes condiciones agroambientales. Esta variedad ronda el 12% de glucósidos, pero puede alcanzar el 14% en condiciones óptimas.

Stevia Morita:

Esta variedad contiene un alto porcentaje de rebaudiósido A, entre un 10 y un 12%. La Morita crece mejor en climas de carácter tropical y se caracteriza por tener un sabor más dulce que otras especies. Recibe su nombre de Toyoshigue Morita, quien ha dedicado parte de su vida a estudiar la stevia Rebaudiana, llegando a crear nuevos cultivares de la planta reconocidos a nivel mundial, como son las variedades Morita I y Morita II.

Stevia Eirete:

Esta tipo fue desarrollado por el Instituto Nacional Agronómico (IAN) de Paraguay como variedad clonal de la criolla pero con características muy superiores. Es importante añadir que esta especie solo puede reproducirse por esquejes y no por semillas, con el fin de mantener la identidad genética. El porcentaje de rebaudiósido de esta variedad es del 10% y alcanza el 19% de elementos edulcorantes totales y se caracteriza por ofrecer un rendimiento de hojas de más del doble que otras variedades.

Stevia JBB:

Es una variedad de la planta stevia desarrollada por el laboratorio farmacéutico japonés que da nombre a esta especie. Este tipo ha sido creado para sacar el mayor rendimiento a la presencia de antioxidantes en el vástago de la planta.

El cultivo

stevia
El cultivo de la stevia comenzó hacia 1901. La primera fábrica la creó el Dr. Moisés Santiago Bertoni, y a su vez, el químico Rebaudí Ovidio fue el primero en estudiar esta planta en profundidad y en aislar sus componentes edulcorantes químicos. Ya en 1908 emprendieron el primer cultivo comercial en Paraguay, y a partir de ahí empresarios y científicos de distintos lugares del mundo comenzaron a mostrar interés por el desarrollo de la planta stevia y sus asombrosas propiedades.
A la hora de cultivarla, igual que con el resto de plantas, es importante tener en cuenta una serie de elementos para obtener resultados óptimos en nuestro cultivo.

Cultivo stevia: El terreno

La tierra perfecta para el óptimo cultivo de este vegetal es de carácter areno-arcilloso, y debe contar con una proporción regular de humus. La stevia puede adaptarse bien en terrenos arcillosos con el drenaje necesario, preferiblemente en bancales elevados que eviten la acumulación de agua por lluvia o riego en sus raíces. En su hábitat natural (la región sur de Paraguay, como indicamos con anterioridad) esta planta crece en terrenos de tipo árido con un PH de 4-5, pero también  puede crecer bien en suelos con un PH de hasta 7,5. Es decir, resiste suelos ligeramente alcalinos, siempre y cuando estén exentos de sal.
El cultivo debe desarrollarse, como ya hemos dicho, en bancales elevados de unos 120 cm de ancho y 30-40 cm de alto con pasillos de 75 cm. La densidad de plantación debe oscilar entre 90.000 plantones por hectárea y 120.000, con un media de 100.000 plantas separadas 20 cm en todas las direcciones. El paso previo a la plantación debe ser siempre incorporar en el terreno los fertilizantes orgánicos pertinentes para promover la liberación lenta del nitrógeno y demás nutrientes.

Cultivo stevia: Condiciones climáticas

Este vegetal ha sido cultivado con bastante éxito en una amplia variedad de condiciones climatológicas, aunque los lugares óptimos para exprimir el rendimiento de la planta al máximo son aquellos de clima cálido y húmedo. Su hábitat natural es subtropical, con una humedad relativa que en la mayor parte de la península ibérica podría considerarse alta. Ello  implica que si se cultiva la planta  en una zona eminentemente seca es fundamental el uso de un buen sistema de riego y que, en la medida de lo posible, no malgaste mucha agua.
La mayoría de los científicos consideran que la temperatura idónea para la stevia oscila entre los 15ºC y los 30ºC, y llega a soportar mínimas de 5ºC.

Cultivo stevia: Cosecha

En el momento de la cosecha, la planta Stevia cuenta con hojas verdes como las descritas anteriormente, fuertes y organizadas en parejas  desde la parte inferior del tallo, con sus botones florales listos para “estallar”. En este momento la concentración de glucósidos es óptima y por las hojas fluye un sabor dulce con una textura parecida a las hojas de menta.
Cada planta tiene entre 50 y 60 hojas en pares  y los agricultores simplemente cortan los tallos y proceden a secar las hojas al sol para que ellas mismas se separen.

Cultivo de la stevia: Proceso de extracción de los glucósidos de steviol

Las hojas ya secas se colocan en agua tratada y hervida, para después dejarse enfriar durante aproximadamente una hora antes de introducirlas. Luego debe transcurrir un periodo de 12 horas en remojo en el que las hojas  se enjuagan y dejan una especie de té negro. Dicho té negro se calienta a fuego lento durante unas 18 horas, lo que provoca que gran parte de la humedad  se evapore y el líquido adquiera un todo marrón oscuro con una altísima concentración de glucósidos de steviol, minerales, clorofila y otros elementos presentes en las hojas.

Cultivares de esta planta en el mundo

En la actualidad, la stevia se cultiva y produce en muchas partes del mundo. Entre los lugares que más la explotan se encuentran países asiáticos como Japón, Tailandia, China, India, Filipinas etc. También es muy amplio el cultivo en Sudamérica, continente originario de la planta en cuestión.  Países como Paraguay, Brasil, Colombia, Argentina tienen una amplia producción, y otros lugares como México y Canadá (nótese la disparidad de terrenos)  también están alcanzando un gran nivel de desarrollo de cultivo de este vegetal tan reclamado.
China es el principal productor mundial, ya que cuenta con el 75% de la producción total. Esto se compensa con el hecho de que sus variedades cuentan con un porcentaje bastante bajo de glucósidos: algunos de los tipos que cultivan no alcanzan el 5%.
En Sudamérica destaca el cultivo de esta planta en los distritos de Amambay e Iguazú, frontera de Brasil, Paraguay y Argentina y su producción se caracteriza por ser más pura que en otros lugares. No olvidemos que la variedad eirete creada en Paraguay supera en el doble a otros tipos en cuanto al rendimientos de sus hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario