gtag('config', 'GA_TRACKING_ID'); STEVIA YARACUY: EL SABOR AGRIDULCE DE LA STEVIA

Entradas populares

domingo, 15 de mayo de 2016

EL SABOR AGRIDULCE DE LA STEVIA

La naturaleza diversa e internacional de las organizaciones e instituciones que publican este informe de manera conjunta refleja la amplia gama de los problemas relacionados con la producción de los glucósidos de esteviol, que constituyen edulcorantes de alta intensidad agregados a muchos de los productos modernos de alimentos y bebidas. Una preocupación principal consiste en que la producción de los glucósidos de esteviol resulta de la bio-piratería. Se trata de un claro ejemplo de la inequitativa apropiación de un recurso genético asociado con los conocimientos tradicionales. El pueblo guaraní, que habita la región fronteriza en ambos lados de la línea limítrofe entre Paraguay y el Brasil, ha conocido durante mucho tiempo las propiedades edulcorantes de la Stevia. No obstante, ni ellos, en tanto poseedores de este conocimiento tradicional, ni Paraguay ni Brasil, participan en una distribución justa y equitativa de los beneficios que les corresponden debido a la comercialización de los glucósidos de esteviol. Más bien, unas cuantas corporaciones internacionales de productos básicos, alimentos y bebidas y de biotecnología están utilizando este conocimiento y recursos genéticos de los que se han apropiado para obtener utilidades significativas y crecientes. De hecho, las empresas chinas son las principales productoras de glucósidos de esteviol, con una participación de 95 % en el mercado mundial. Las corporaciones transnacionales controlan este mercado mediante patentes y actualmente comercializan con todo éxito los glucósidos de esteviol como el edulcorante natural del futuro. Muy por el contrario, el uso tradicional de hojas de Stevia como alimento dulce está prohibido en la mayor parte de los países industrializados. Esta situación podría deteriorarse aún más. En la actualidad, todavía es posible que Paraguay y otros países en desarrollo reciban por lo menos una pequeña proporción de las utilidades cultivando plantas de Stevia como materia prima para el proceso de producción. Sin embargo, si prosiguen los planes para producir glucósidos de esteviol mediante biología sintética, desaparecería el mercado para las hojas de Stevia. En este caso, la totalidad de los ingresos por valor agregado pasaría a los bolsillos de unas cuantas corporaciones, principalmente con sede en el Norte del planeta. El pueblo guaraní y los países de origen quedarían con las manos vacías. Por consiguiente, esperamos que este informe ayude a convencer a los productores de los glucósidos de esteviol a participar comprometidamente en negociaciones de mediación con el pueblo guaraní y los países de origen, para tratar el tema de una distribución justa y equitativa de los beneficios, de acuerdo con el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Nagoya. Más aún, esperamos que los gobiernos tomen medidas adicionales para implementar legislaciones eficaces de Acceso y Distribución de Beneficios a nivel nacional, y que pongan en práctica medidas más estrictas para asegurar que los comercializadores de los productos que contengan glucósidos de esteviol tengan prohibido vender sus productos como “tradicionales”, “del pueblo guaraní” o “naturales”, cuando evidentemente no es el caso. Los glucósidos de esteviol obtenidos gracias a biología sintética no deberían producirse sin haber realizado una evaluación de impacto socio-económico independiente que arroje un resultado positivo, como solicitan las partes suscriptoras del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Ha llegado el momento de asegurar que los glucósidos de esteviol dejen de tener este sabor agridulce y se conviertan en un ejemplo de genuino acceso y distribución de beneficios antes que en un ejemplo de bio-piratería.

https://www.bernedeclaration.ch/fileadmin/files/documents/Biodiversitaet/EvB_Stevia_ES_10-15_def.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario